Podría ir preso de por vida por subir esta foto a las redes sociales



Lo que para muchos es cuestión del día a día para su disfrute personal para otros se convierte en la peor pesadilla del planeta. En esta oportunidad nos referimos a algo tan ingenuo como las fotografías. Todos nosotros desde que la tecnología lo permitió tenemos entre nuestras posesiones una cámara fotográfica lista para reproducir en físico los momentos más sorprendentes de nuestro día a día o algunos muy simples pero que capturan nuestro corazón completamente. Hacerlo es un acto totalmente permitido en nuestra cultura y muchos de nosotros no lo pensamos dos veces antes de subir la foto a una de nuestras redes sociales para compartirla con nuestros amigos o seguidores.

 

Pero cuando un jugador de fútbol de la selección nacional de Iran subió una foto a su cuenta de Facebook jamás se imaginó las graves consecuencias que esto tendría en su vida privada y pública. 

Eso fue lo que le sucedió a Sosha Makani, uno de los jugadores principales de la selección nacional de fútbol en Iran. El muchacho durante una de las fiestas a las que fue asistente decidió tomarse una fotografía con dos bellas mujeres a su lado, abrazándolas a ambas junto a una piscina del lugar.

 


Captura-1-1

Muy contento con el resultado de la fotografía decidió compartirla en su cuenta de Facebook pero no se percató de un detalle muy importante: Las mujeres que salían en la fotografía no portaban su hijab, el manto sagrado que debe cubrir su pelo y a veces parte de su rostro de la vista de los hombres como señal de respeto.

Por supuesto esto desató la ira de muchos de sus seguidores y de las autoridades del país quienes de inmediato contactaron al futbolista para empezar las denuncias legales contra el hombre por haber subido esta fotografía impura a una red social donde millones de personas podrían verlas.

pres

El futbolista declaró en su defensa que su cuenta de Facebook había sido hackeada y que no había sido él quien había compartido la fotografía. Makani aseguró que él sabía muy bien las consecuencias que tendría tomarse una fotografía con las mujeres y por esa razón decidió no compartirla en las redes sino guardarla en su computadora personal. Además, declaró que una de las mujeres que se ve en la fotografía es su prometida lo cual disminuye un poco los cargos pues de ser verdad, él tendría derecho a verla sin su hijab.

Sin embargo, las autoridades igualmente realizaron las denuncias pertinentes y ahora el futbolista se enfrenta a una posible condena en la cárcel por su terrible delito a pesar de que no es él quien rompe con las normas árabes en la fotografía sino las mujeres a su alrededor. 


log in

reset password

Back to
log in