“Ruleta sexual”: el nuevo y extremo juego entre adolescentes que preocupa a los médicos


Se le conoce como el “juego del muelle” o “ruleta sexual” y cada vez se está haciendo más popular en diversas partes del mundo.
Se trata de un juego sexual que se ha popularizado en España, pero del que ya se tenía conocimiento que en otras partes del mundo ya se realiza.

El periódico El Mundo relata cómo se lleva a cabo este juego basado en un video en donde se aprecia a varios jóvenes en una habitación en donde hay “un cenicero con cigarrillos apagados, dos botellas de ron barato, Fanta de limón y vasos de mini medio llenos”.

En el video que se ha difundido se puede ver a cinco jóvenes de 16 años sentados en el suelo, con las piernas estiradas y los calzoncillos bajados. Una niña de la misma edad los comienza a grabar mientras apura y anima a sus amigas. Ellas, tres niñas de la misma edad, se desnudan de la cintura para abajo.

Ellas se sientan encima de tres de los chicos y forzan la penetración.

Después de 30 segundos rotan de pareja. En el video se alcanza a ver dos cambios de pareja más, pero ese no es el final del juego.

El juego finaliza cuando solo queda un hombre sin eyacular. Él es el ganador.

Loading...

Este juego llamado “ruleta sexual” o “el muelle” llegó desde Colombia hasta España a través de las redes sociales. Si bien esta práctica no se ha esparcido de gran manera ni es la nueva moda entre los adolescentes, sí tiene preocupados a los médicos en Madrid.
Ya se han visto cuatro casos de adolescentes embarazadas por este juego, y la cantidad de jóvenes con enfermedades de transmisión sexual ha aumentado, pasando de atender a dos o tres casos al año a diez en un trimestre en el Hospital La Paz, en la capital española.
El sitio El Mundo recoge la historia de G, una joven de 17 años que abortó hace unos meses después de quedar embarazada jugando esto:

“No era consciente de que podía pasar, pero… al no usar condón, hicimos varias rondas hasta que solo quedara uno… Fue una tontería. Ya habíamos jugado más veces y nunca había sucedido nada“

Los mayores riesgos de esta práctica se los llevan las mujeres. Normalmente no se usa protección, por lo que están todos en riesgo de contraer cualquier enfermedad de transmisión sexual, pero si los hombres decidieran usar preservativos, ellas igual estarían vulnerables a los fluidos de las demás mujeres. Además, al ser penetradas sin estar excitadas puede producirles desgarros y heridas. Para los hombres los riesgos tienen que ver con el mal aprendizaje de la sexualidad, lo que les podría significar problemas de erección o de control de eyaculación en el futuro.

Loading...

log in

reset password

Back to
log in