7 consejos para que la crisis económica NO afecte tu bolsillo. Evita que tu familia sufra


Seguramente tras la situación política por la que nuestro país está pasando con el aumento de la gasolina, de algunos servicios básicos e incluso de productos de primera necesidad como lo son los alimentos, la preocupación como padres de familia  no te permita conciliar el sueño. Sin duda toda esta alza de precios ha tenido un impacto bastante negativo en los bolsillos de las familias, pero es momento de ponernos a analizar y comprender que si el panorama es gris, aún hay algunos rayos de sol que pueden verse a través de las nubes. 

No te dejes llevar por el temor general, y evita a toda costa convertirte en una persona paranoica y temerosa, si bien debes evitar gastos innecesarios, aun hay buenas medidas que se pueden tomar para evitar que esta crisis económica afecte a tu familia. Siempre procura tener las necesidades básicas cubiertas y dejar de lado los lujos por un momento, verás que en menos tiempo del que esperas, habrás superado este momento difícil con gran éxito.


Te comparto aquí algunos consejos para manejar tus recursos en momentos de crisis, y que de esta manera tu familia no se vea afectada. 

1. Ahorrar constantemente

Procura guardar mínimo un 10% de la ganancia neta para momentos de inestabilidad económica, cuando las cosas vayan bien en el trabajo no dejes de guardar, que ésto se vuelva un hábito y un proyecto familiar en el que ambos proveedores participen.

Hay que aprender a ordenar las prioridades y entender que muchas veces, el ahorro que estaba destinado a remodelar la sala de la casa, podría convertirse en un gran soporte económico en caso de una emergencia de salud o de crisis financiera en el hogar. 

2. Evita las deudas a toda costa

No te eches al hombro compromisos económicos que serán difíciles de cumplir, hay que tomar en cuenta que tener deudas pone en juego la estabilidad financiera del hogar, ya que el dinero que ingresa debe ser repartido para cubrir las necesidades básicas y en lugar de ahorrar, deberás destinar más dinero para reducir los rezagos económicos. No hay nada como la tranquilidad de saber que no se debe nada.

3. No gastar de más

Recuerda que jamás debes gastar más de lo que ganas, ni siquiera al utilizar los créditos o los plazos de pagos mensuales como apartados. Haz una lista de tus gastos corrientes, los que debes cumplir sin falta y compáralos con tu percepción mensual, recuerda que el 10% debe ser guardado para momentos de dificultad y el resto puedes contarlo para las necesidades del hogar, de esta manera el gasto será más eficiente y controlado, no habrá ninguna sorpresa desagradable al final del periodo. 

4. Deja descansar tus tarjetas de crédito

Por supuesto que un crédito puede ser muy útil para obtener algún servicio o producto indispensable en el hogar, sin embargo en tiempos de crisis lo mejor es optimizar y evitar a toda costa los altísimos intereses de los bancos, los cuales podrían desbalancear el gasto mensual en caso de un atraso con los pagos. La manera más útil de usar una tarjeta de crédito en momentos de recesión económica es aprovechando descuentos por pagos mensuales y de preferencia en un periodo de tiempo en el que no se cobren cuotas extra.

5. Olvida los gastos innecesarios

En momentos difíciles es mejor evitar la salidas al cine o a restaurantes costosos, ya que ese dinero podría ser mejor aprovechado en reparaciones del hogar, uniformes escolares o medicamentos. Nunca debes gastar más de lo que ganas. Tal vez si tienes hijos es mucho más complicado, sin embargo pueden optar por realizar otras actividades de esparcimiento que resulten más económicas, como ir de paseo al parque, asistir a museos gratuitos o ver películas en casa. Siempre habrá diversas opciones para mantener felices a todos los miembros de la familia sin gastar de más.  

6. Analiza tu presupuesto

Planea tu presupuesto semanal, así como mensual, recuerda que hay gastos fuertes que se deben hacer dos o tres veces al año, como comprar uniformes escolares, los chequeos médicos regulares y desde ya debes comenzar a prepararte para ese momento; que no te tome por sorpresa la crisis. Organiza los ingresos y cuando haya algún bono, pago de utilidades o dinero extra que llegue a tus manos, evita gastarlo en cosas innecesarias, procura ahorrar y así, tu soporte financiero será mucho más estable. 

7. Tener un negocio propio

Toda familia busca llegar a este punto para asegurar la armonía y estabilidad económica, en caso de perder su empleo, porque aunque rechacemos la posibilidad de que esto ocurra, en la mayoría de las crisis financieras, las empresas pueden tomar medidas drásticas. Parte de tus ahorros los puedes destinar a desarrollar tu propio negocio, ten en cuenta que una empresa emergente requiere muchos gastos y trámites, así que asegúrate de estar preparado con los fondos suficientes para cubrir cualquier imprevisto. Ningún negocio exitoso prospera de inmediato pero con dedicación y buen manejo de bienes, los resultados serán más que satisfactorios. 

Es hora de aplicar estos consejos en tu vida diaria, recuerda que cuidar de los ingresos familiares es responsabilidad de todos, incluso de los más pequeños. Espero que te sirvan mucho estas sencillas recomendaciones y te deseo mucho éxito en este año que comienza.

from HOY.LACAJA.GURU http://hoy.lacaja.guru/


log in

reset password

Back to
log in